El funcionamiento del aire acondicionado de un vehículo, es muy similar al de un frigorífico doméstico.

El sistema tiene un circuito en el que un fluido refrigerante (inicialmente en estado gaseoso) pasa por diferentes fases: primero se comprime, luego se condensa logrando así enfriarse, y por último se evapora para volver a adquirir su estado gaseoso reduciendo así la temperatura del ambiente.
Dada las características de este mecanismo, se puede entender que el principal motivo de bajo rendimiento o de avería más frecuente en un sistema de aire acondicionado es la falta de gas o de presión en el mismo.
Para asegurar un rendimiento óptimo, es necesario realizar revisiones periódicas del circuito que detecten posibles fugas de gas, (se aconseja que se realicen cada 2 años aproximadamente), y en caso de que sean detectadas, la solución es muy simple: basta con realizar una sencilla recarga de gas en el circuito.

En ATLANTICO AUTOCENTROS disponemos del material necesario para realizar la recarga del sistema de aire acondicionado de su vehículo que le permita seguir disfrutando de su confort como el primer día.