¿Cuando debemos cambiar los amortiguadores al coche?

Nast DíazConsejos Comments

amortiguador

¿Cada cuánto debemos cambiar los amortiguadores al coche?
Los amortiguadores son uno de los elementos de seguridad fundamentales en un coche, y deben tener la misma importancia en lo que se refiere a revisiones y mantenimiento que los frenos o los neumáticos.
Sin embargo, no todos los mecánicos se ponen de acuerdo a la hora de establecer un criterio de sustitución, por lo que son muchos los conductores que nos preguntan en qué momento deben cambiar los amortiguadores de su coche.
Por lo general, conviene sustituirlos cada 60.000 km como mucho, si bien es cierto que en condiciones normales no es sencillo percibir si están mal o no, pero sí lo notarás si tienes que hacer una frenada de emergencia o esquivar un obstáculo.
En estos casos, son determinantes, y por ese motivo es aconsejable cambiarlos al llegar a ese kilometraje aunque no percibas falta de respuesta en una conducción normal y a pesar de que tu mecánico pueda aconsejarte lo contrario. Si los dejamos, unos amortiguadores con más de 100.000 km ya no amortiguan y ‘todo el trabajo’ se lo lleva el propio muelle de la suspensión.A medida que sus amortiguadores son utilizados, usted compensa esta perdida de eficacia modificando progresivamente su estilo de conducción sin que usted realmente note dicho cambio. Por este motivo es aconsejable solicitar una revisión del estado en que se encuentran sus amortiguadores a los profesionales. Haga hacer ésta verificación cada 20.000 Km.

Riesgos de conducir con los amortiguadores en mal estado:
El comportamiento en carretera es malo porque los amortiguadores gastados no pueden mantener las ruedas en el suelo y en el momento de agarrarse en un giro el vehículo corre el peligro de salirse de la ruta puesto que no se adhieren fuertemente.
En firme seco y deformado, la distancia de frenado a 50 Km./h puede verse incrementada en 2.6 m. Esto es lo que marca la diferencia entre una parada con toda la seguridad y un accidente.
Los amortiguadores gastados reducen la eficacia de iluminación. La conducción se vuelve peligrosa y fatigosa aumentándose el tiempo de reacción.
Un vehículo con tracción delantera con los amortiguadores gastados en un 50%, rodando a velocidad constante sobre una bolsa de agua de 6 mm. puede hacer aquaplaning a una velocidad del 10% inferior a esta que en el mismo vehículo equipado con amortiguadores nuevos.